VIII Taller de Periodismo y Derechos Humanos de Cruz Roja

 

Un total de 488 alumnos de siete centros de enseñanza secundaria de la provincia han participado este año en la octava edición de los talleres sobre Derechos Humanos y Periodismo, organizados por la asamblea provincial de Cruz Roja en Segovia, con el objetivo de concienciar a los jóvenes sobre la importancia del conocimiento y la defensa de los derechos fundamentales más básicos.

 

El Colegio Claret y el Colegio Cooperativa Alcázar en la capital y los institutos de Enseñanza Secundaria: "Giner de los Ríos"(Segovia),  "Hoces del Duratón" (Cantalejo), "Vega de Pirón" (Carbonero el Mayor), "Cauca Romana" (Coca) y "Marqués de Lozoya" (Cuéllar) han aceptado este año el reto de participar en esta iniciativa.

 

Los talleres se han dividido en dos partes, una de carácter teórico en la que voluntarios y voluntarias de Cruz Roja han explicado a los alumnos la génesis y el desarrollo de los Derechos Humanos, así como su evolución a lo largo de la historia. En la segunda parte los alumnos han redactado artículos de opinión sobre los Derechos Humanos en sus distintas vertientes.


Tras una selección previa realizada por el equipo gestor de la iniciativa, se han seleccionado  los NUEVE mejores artículos, entre ellos el del alumno del IES MARQUÉS DE LOZOYA HÉCTOR HERNANDO, quienl ha sido entrevistado e invitado a leer leído su artículo el día 10 de diciembre en RADIO CUÉLLAR, coincidiendo con la celebración del Día Internacional de los Derechos Humanos.

 

El contenido de la entrevista y la lectura del artículo puedes escucharlo AQUÍ

 

ARTÍCULO de Héctor Hernando:

 

PARÍS, CIUDAD DE LA LUZ Y LAS SOMBRAS

 

Hace ya tiempo que DAESH comenzó con sus actividades terroristas, en Oriente Próximo y Medio masacrando gente, siendo estos actos noticias de cabecera durante meses. Pero a comienzos del presente año, un acto hizo que algo cambiase, que Europa y sus aliados viesen el conflicto de otro modo.

 

Dicho acto fue el ataque a la revista de viñetas satíricas Charlie Hebdo, ejecutando con disparos a matar a todo el que estuviese a tiro con fusiles AK 47, mataron a un policía que acudió a socorrer tras recibir el aviso, siendo el agente de confesión musulmana, macabra casualidad. Tras este ataque, el terrorismo yihadista golpea Europa, golpea a Francia en su punto débil a la vez que su bastión, la ciudad de París, pero ni la cuidad de París, ni Francia, ni Europa, ni la ONU, ni nadie se doblegó ni se dejó someter por el terror de esos asesinos.

 

Pero no haberse dejado someter ha costado un alto precio a la cuidad de París y sus habitantes, de 129 a 132 muertos y más de 300 heridos en tres ataques simultáneos, en los aledaños del estadio de París, una zona de restaurantes y la ya tristemente célebre discoteca Bataclan por ser el mayor escenario de la masacre, muriendo más de 80 personas en su interior hace escasos dos días, el viernes 13 de noviembre de 2015, hoy domingo se están sucediendo muestras de apoyo espontáneo de la sociedad junto a las de autoridades como Barack Obama, Angela Merkel, los reyes de España, y otras autoridades. Como era de esperar, nuevamente ni la ciudad de París ni sus habitantes han sido vencidos por el terror, ni el pueblo francés, ni el pueblo europeo ni sus valores junto a todos los pueblos y personas que han mostrado su apoyo a Francia para plantar cara al yihadismo han sido vencidos por el terror y la barbarie con la que predican el Islam, haciendo la lectura tan radical que hacen, desprestigiando ellos mismos a la causa por la que creen luchar en una guerra de aterrorizar al contrario.

 

En resumen, es admirable el coraje con el que la sociedad se une para ayudar en esas tragedias para aliviar la carga de los demás y colaborar para volver a la normalidad, o lo más cercano a ella. Pero esto seguirá ocurriendo mientras no se coordine una respuesta común contra el DAESH, sin rivalidades, unidos contra la misma causa, únicamente mirando que esa organización de deleznables criminales sea juzgada y condenada en la corte internacional gracias a la colaboración de todos. Y ojalá demos fin a la pugna que se tiene también con la manera de lidiar con los refugiados sirios que huyen del terror de la guerra, el régimen de Al-assad y esos asesinos. Necesitan casa, trabajo y vida digna como todo el mundo y me parece hipócrita que la Unión Europea, basada en los derechos humanos, ponga trabas a esta gente, que son P-E-R-S-O-N-A-S, y vienen de lo peor y les dejamos morir a la puerta de Europa, me avergüenza ser europeo si permitimos un solo muerto más.